domingo, 10 de septiembre de 2017

TYR: TURIO TORKILSDOTTIR CON SUBTÍTULOS EN ESPAÑOL



EL AGUA CORRE DESDE LAS ALTAS MONTAÑAS 
Y A LO LARGO DE LAS ROCAS AFILADAS 
TAN DOLOROSO ES AMAR 
A QUIEN NO TE AMA 

LOS DÍAS PASAN, LA NOCHE LLEGA 
LA OSCURIDAD CAE EN ESTA TIERRA TAN JUSTA
MAÑANA ENSILLAREMOS LOS CABALLOS PARA GALOPAR

SU TIERRA ES TAN DESAGRADABLE 
PORQUE HAY MAL TIEMPO Y VIENTO 
MUCHO MEJOR ES EN LAS MONTAÑAS DE NORUEGA 
PARA ESTAR JUNTOS ENAMORADOS 

LOS DÍAS PASAN, LA NOCHE LLEGA 
LA OSCURIDAD CAE EN ESTA TIERRA TAN JUSTA
MAÑANA ENSILLAREMOS LOS CABALLOS PARA GALOPAR

ELLA LO SIGUIÓ EN SU CAMINO
HASTA QUE LAS SENDAS LOS SEPARARON 
CUANDO ME ALEJO DE TI AHORA 
ES EN CONTRA DE MI VOLUNTAD

LOS DÍAS PASAN, LA NOCHE LLEGA
LA OSCURIDAD CAE EN ESTA TIERRA TAN JUSTA 
MAÑANA ENSILLAREMOS LOS CABALLOS PARA GALOPAR 

TURIO SE SIENTA EN LAS MONTAÑAS DE NORUEGA 
ELLA INVOCA EL DAÑO Y EL DOLOR 
TAN TRISTE, SE DESLIZAN LAGRIMAS DE SANGRE
A LO LARGO DE SUS BRAZOS 

 LOS DÍAS PASAN, LA NOCHE LLEGA
 LA OSCURIDAD CAE EN ESTA TIERRA TAN JUSTA 
MAÑANA ENSILLAREMOS LOS CABALLOS PARA GALOPAR

jueves, 31 de agosto de 2017

APUNTES SOBRE "EL FASCISMO" DE MUSSOLINI (1932)

- I. Fascismo como filosofía: consiste en Práctica (o acción) y Pensamiento (o doctrina). Categoría de verdad axiomática. El conocimiento del hombre conduce al Estado,  acompañada asimismo de una concepción orgánica del mundo.

 - II. Concepción espiritualista: Las exteriorizaciones  del fascismo (partido, proyecto educativo, disciplina) proceden de su modo de concebir la vida. El mundo material o superficial y la satisfacción egoísta no son considerados la meta esencial. La meta es el deber hacia una vida superior, más elevada que busca realizarse en la nación o patria. Mediante la renuncia o al menos la limitación de los intereses particulares del individuo, alcanzar una existencia espiritual. 

- III. Concepción positiva de la vida como lucha. Es una reacción contra el positivismo materialista. Sin embargo sí es una concepción activa y optimista. Consiste en ser consciente de las dificultades y presentar una capacidad de respuesta. El objetivo es alcanzar la dignidad de vida, usando todo instrumento de perfección del hombre, sea de orden físico, moral o intelectual. Esto incluye el trabajo, la educación y otros productos intelectuales. Este principio es aplicable para la nación y toda la humanidad.


- IV. Concepción ética. Toda la realidad humana está envuelta por el juicio moral. El fascista tiene una visión de la vida presidida por la seriedad y la austeridad.

- V. Concepción religiosa. Establece la relación entre el hombre y una ley superior, que explica la supresión del individuo y lo lleva a una sociedad espiritual.

- VI. Concepción ética y realista. El hombre fascista parte de un proceso espiritual escalonado: familia, sociedad, nación, e historia. Respeta por ello la tradición. Rechaza las abstracciones individualistas y utópicas nacidas en la Ilustración, o el finalismo teológico. El fascismo es realista en tanto que aspira a solucionar problemas, haciéndose dueño de las fuerzas en acción que rigen a la naturaleza y a los hombres.


- VII. Antiindividualismo y libertad. El Estado es la proyección de la conciencia y voluntad del hombre en tanto que agente histórico. El liberalismo y su exaltación del hombre aislado son criticables. El Estado fascista es la plasmación del pueblo.


- VIII. Antisocialismo y corporativismo. El Estado une y funde a las clases. Por lo tanto, el socialismo es incompatible con el mismo. No obstante, hay que reconocer la existencia de exigencias reales de los intereses de individuos y grupos mediante el sistema corporativo.

lunes, 14 de agosto de 2017

HISTORIAS EJEMPLARIZANTES DE FUNCIONARIOS Y CORTESANOS HITITAS

Relato de Mursilis I sobre las desventuras de varios cortesanos y funcionarios de su padre Hattusilis I. Historias ejemplarizantes sobre el pícaro Ziti que recibe su castigo por practicar una burda trapacería en el protocolo palaciego, o la triste suerte del honesto Askaliya que termina marginado y sin comer perdices, como indica sardónicamente el texo.

CTH 8

13. Ziti era copero. El padre del rey le encargó una copa harhara de vino para Histayara y Maratti. Él ofreció al rey buen vino, pero a ellos les dio otro vino. Maratti fue y le dijo al rey: “No han dado el mismo vino”. Cuando el rey lo vio, aquel llegó y reconoció que era verdad. Lo apresaron, se ocuparon de él y murió.


14. Askaliya era señor de la ciudad de Hurma y bajo todos los conceptos era un hombre decente. Lo calumniaron ante mi padre, lo retiraron del cargo y lo desterraron en la ciudad de Ankuwa. En Ankuwa lo hicieron administrador. Era un hombre poderoso pero murió en la indigencia. En la ciudad de Kuzzuru trinchaba perdices, pero en Ankuwa las perdices escaseaban.

lunes, 7 de agosto de 2017

AQUÍ LA VOZ DE EUROPA : ESPECIAL ACTO DE LA ALIANZA POR LA PAZ Y LA LIBERTAD


Un resumen y una crónica del acto que la Alianza Por la Paz y la Libertad (movimiento europeo que incluye a Democracia Nacional) celebró el pasado sábado en Madrid con el título EUROPA-FAMILIA-CIVILIZACIÓN.

viernes, 21 de julio de 2017

¿CANIBALISMO EN EL NORTE DE SIRIA DURANTE LA INTERVENCIÓN HITITA DE MURSILIS I ?


Los relatos sobre las campañas de Mursilis I en el norte de Siria, como prueban las referencias a la ciudad de Alepo y a la intervención de los vecinos reyes hurritas, tuvieron un trasfondo real. Sin embargo, estamos ante una narración con tintes de leyenda o ciclo de aventuras. Al ser un fragmento desgraciadamente solo se puede conjeturar sobre como discurría el resto de la narración perdida. Lo más llamativo es la referencia a la práctica del canibalismo en la zona por parte de personajes indeterminados, y la enigmática referencia a “Dumu. Mah.Lil”  al que Kaniu somete a una prueba mediante ofrendas para determinar su carácter divino o humano. La comparación con los episodios de las hazañas míticas y maravillosas de Gilgamesh o de Ulises rápidamente acuden a la memoria. Estilísticamente hay que señalar el uso de la primera persona del plural, que proporciona al relato un tono más literario y cercano.

CTH 17.1

“Al hombre que llega junto a ellos acostumbran a comérselo. Si ven una persona gorda, la matan y se la comen.

Pero cuando sucedió que los hombres de la ciudad de Suda y los de la ciudad de Zu… llegaron en auxilio de la ciudad de Uqapuwa, vinieron en contra suya el hombre de la ciudad de Suda, Kaniu, y la ciudad de Uqapuwa (…) subió a Dumu.Mah.Lil a la ciudad y también subió a su ejército. Kaniu tomó carne de cerdo asada y se la ofreció a Dumu.Mah.Lil diciendo “Si toca esto, es un dios, pero si no lo toca, es un hombre, así que si es mortal, podremos luchar”. Dumu.Mah.Lil tomó la carne de cerdo y se la comió, y les dio de comer y de beber (…) se los comieron. Solo Zuppa se salvó (…) capturaron a los mensajeros  del rey de Alepo y se los devolvieron a Alepo. A la madre de Zuppa la capturaron en la ciudad de Tinisipa, la mataron, y se la comieron.

Cuando nos fuimos de la ciudad de Nuhanyana, nos pusimos en marcha y galopamos hacia la ciudad de Ilanzura. Nos llevamos sus vacas y sus ovejas y abusamos de sus habitantes. Como habíamos oprimido tanto el territorio, el rey de Ilanzura mandó llamar a los reyes hurritas Uwanta, Urutitta, Arka…y Uwagazzana y les regaló copas de oro.”

martes, 11 de julio de 2017

JURAMENTOS FINALES DEL TRATADO ENTRE MUWATALLI II Y ALAKSANDU DE WILUSA

Una muestra de la diplomacia hitita. El acuerdo con Alaksandu de Wilusa, uno de los reinos del oeste de Asia Menor que ha sido identificado como la Ilión-Troya a la que hacen referencia Homero y las leyendas griegas.


CTH 76


Si tú, Alaksandu, transgredes las palabras de este tratado que están en esta tablilla, entonces que estos mil dioses te aniquilen, junto con tu persona, tu mujer, tus hijos, tus nietos, tus ciudades, tus viñas, tus eras, tus campos, tus vacas, tus ovejas y tus posesiones. Que arrebaten a tu descendencia de la negra tierra. Pero si observas estas palabras, que entonces  que estos mil dioses que yo, mi Sol, Labarna, Muwattalli, Gran Rey, he convocado en asamblea, los dioses de Hatti, los dioses de Wilusa, y el dios de la Tempestad del relámpago, dios personal de Mi Sol, te protejan junto con tu mujer, tus hijos, tus nietos, tus eras, tus viñas, tus campos, tus vacas, tus ovejas y tus posesiones. Que prosperes de la mano de Mi Sol.

sábado, 3 de junio de 2017

EXTRACTOS DE TEXTOS HITITAS DEL REINO MEDIO BAJO TUDHALIYA II

Alp.

Del fronterizo yacimiento de Masat Höyük (Tappika), datable en los reinados de Tudhaliya II y su sucesor Arnuwanda I han llegado hasta nosotros mensajes cortos y ágiles escritos en tablillas, dedicados a asuntos cotidianos y a las frecuentes situaciones de peligro armado causadas por las devastaciones de los bárbaros gasga.

Es llamativa la inclusión oportunista en algunos de ellos de comunicaciones privadas entre los escribas encargados de redactar y leer los contenidos, que se aprovechaban así el circuito postal de la correspondencia oficial y del analfabetismo del resto de la población.

Kassu, Pulli, y Pipappa debieron ser funcionarios locales o comandantes militares de los puestos avanzados. Maresre y Uzzu serían escribas encargados de la mensajería. La fórmula protocolaria empieza con el emisor y sigue con el destinatario. "Mi Sol" es una expresión laudatoria que identifica al rey.

75/16 Así habla mi Sol. Di a Kassu. Lo que me escribiste así “He aquí que viene el enemigo, Ha presionado sobre la localidad de Hapara y de allí ha presionado sobre Gassipura; de ahí se ha marchado y no sé a dónde ha ido”, ¿es que acaso el enemigo tenía magia y no lo veías? Sé muy prudente ante el enemigo.

75/14 Así habla mi Sol. Di a Pulli. El asunto de las tropas que me escribiste lo he oído. Sé firme ante el enemigo hasta que los soldados hayan llegado. Así habla Maresre. Di a Uzzu, mi querido hermano. Dale mis recuerdos a Pulli. Envíame la vaca que me habías prometido.

78/157 Así habla mi Sol. Di a Kassu y a Pipappa. Cuando os llegue esta tablilla, movilizad a toda prisa mil setecientos infantes de Ishupitta y llevadlos deprisa en dos días a Sapinuwa ante mi Sol.

CTH 172

Los anales de Tudhaliya II contienen ciertas hipérboles y fórmulas marcadamente poéticas, pero reflejan bastante bien las circunstancias en las que se desenvolvieron  las campañas de este monarca hitita y el panorama de sus relaciones exteriores con el país de Arzawa y otros estados del oeste de Asia Menor. Wilusiya y Taruisa han sido relacionadas con los topónimos homéricos de Ilión y Troya.

En cuanto me volvía a Hattusa se me volvieron enemigos los siguientes territorios: (…) el de la ciudad de Lussa, el de la ciudad de Alatra, el de los montes Pahurina, el de la ciudad de Pasuhalta (…), el de la ciudad de Wilusiya, el de la ciudad de Taruisa. En (…) se reunieron con sus tropas y sus (…) y situaron su campamento frente al mío. Pero yo, Tudhaliya, levanté el campo de noche y rodeé el campamento del ejército enemigo. Y los dioses me lo entregaron: la diosa del Sol de la ciudad de Arinna, el dios de la Tempestad del cielo, la divinidad tutelar de Hatti, Zababa, Istar, la diosa de la Luna, Lelwani. Y destruí el campamento del ejército enemigo, los de aquellos cuyas tropas habían venido en son de guerra.

Y los dioses marcharon delante de mí. Y los territorios que he mencionado, los que se habían vuelto enemigos, me los entregaron los dioses. Todas estas tierras las tomé, y me traje a Hattusa sus habitantes, sus vacas, sus ovejas y los bienes del territorio.


EA 31

La correspondencia entre el faraón egipcio Amenofis III y  el reyTarhuntaradu del País de Arzawa queda atestiguada por esta carta.  Se abre con unas líneas de saludo protocolario y pasa al asunto principal: establecer la dote a entregar a cambio de una hija del monarca de Arzawa, que ingresaría en el harén del faraón para robustecer la alianza entre ambos estados dirigida contra los hititas, que son mencionados tangencialmente en la epístola. En la parte final hay un listado de los productos de la dote.

Es significativo que ambos enemigos de Hattusa discurrieran sus asuntos en una carta escrita precisamente en idioma hitita. Semejante hecho acredita la difusión de esta cultura en el ámbito del Mediterráneo Oriental.

Así habla Nimuwareya, Gran Rey, rey de Egipto. Di a Tarhuntaradu, rey de Arzawa. A mí todo me va bien; a mis casas, esposas, hijos, dignatarios, tropas, carros de guerra, propiedades en mis países, todo les va bien. Que a ti todo te vaya bien; que a tus casas, esposas, hijos, dignatarios, tropas, carros de guerra, propiedades en tus países, todo les vaya bien.

Mira, te envío a Irsappa, mi mensajero: “Veamos a la hija que ofrecen a mi Sol en matrimonio” y que el unja con aceite su cabeza. Mira, te envío una bolsa de oro de excelente calidad.

Las cosas que hay que hacer que me has escrito: “Envíamelas”, ahora te las enviaré, pero más tarde. Envíame en correspondencia a tu mensajero y al que yo te he enviado  y llegarán. Te llegarán y te aportarán la dote de tu hija. Mi mensajero y el mensajero que vino (…) deportados gasgas. He oído todo lo que has dicho y también que Hatussa está en calma. 


Mira, te he enviado un presente junto con mi mensajero, Irsappa: una bolsa de oro de 20 minas, tres vestidos de gala de lino, tres mantos de lino, tres huzzi de lino, tres kussitti de lino, cien sawalga de lino, cine (…) de lino, cien mutalliyasa de lino, cuatro recipientes grandes de aceite perfurmado, seis recipientes pequeños de aceite perfumado, tres sillas de ébano con incrustaciones de sarpa y oro, diez sillas de ébano y marfil y cien piezas ébano, como presente.


sábado, 6 de mayo de 2017

EL PROCESO DE VERONA (1944 ) EL RELATO DE LOS PROCESADOS

Relatos de los procesados.


La versión de Ciano. El caso de este personaje fue  enrevesado al ser el marido de Edda, una de las hijas de Mussolini. A pesar de las inevitables presiones y escenas familiares, el líder italiano rechazó entorpecer el proceso. Edda continuó con sus maniobras, alternando amenazas y súplicas. Acusó en particular a Ribbentrop de las desgracias de Ciano, afirmando que todo se debía al contenido de sus diarios. Pero no parece que los alemanes se mostraran muy interesados en el destino de los mismos.

Ciano estaba bajo un rígido control especial en el antiguo convento de los carmelitas descalzos de Verona, convertido en prisión para los partidarios de Badoglio, desertores administrativos y policiales, y los primeros partisanos. El 19 de octubre, extraditado desde Alemania, llegó Ciano. Paralelamente llegaron Marinelli, Cianetti, Gottardi y Pareschi, presos hasta entonces en Roma fueron trasladados el 4 de noviembre de 1943. El valioso preso era estrechamente vigilado por miembros de las SS y la presencia equívoca de la interprete y secretaria Alice von Wedel.

Al empezar su declaración sCiano e mostró eufórico y se mostró indignado por las acusaciones de traición. Tras la intervención apaciguadora de Cersosino (el juez que incoaba los expedientes), Ciano prosiguió más calmádamente. Primero alegó su nula relación con Badoglio. Había atendido la propuesta de Grandi de otorgar el mando al rey, y culpaba a los alemanes de no proporcionar el apoyo necesario. Él no pensaba que al firmar y votar afirmativamente la orden del día caería el régimen. Acusó a los extremistas fascistas de odiarle y buscar su persecución, mencionando específicamente las acusaciones lanzadas por Farinacci, Scorza y Buffarini.

Hizo algunas menciones a su fortuna económica, cuya cuantía aminoraba.  Después del 25 de julio había recibido garantías del rey de no ser perseguido. Fue atraído con artimañas por los alemanes, que no condujeron a España como Ciano pretendía. De nuevo alardeó del contenido de su diario, al que otorgaba importancia excepcional.


Tras un receso para calmarle, se preparó el acta. Ciano se identificó, mencionó su carrera de diplomático, experiencia militar y cargos (ministro de Prensa y Propaganda, Exteriores, y  Santa Sede) Rechazó las acusaciones por absurdas. En el Gran Consejo apoyó la necesidad de mantenerse al lado de Alemania en el conflicto. Sus actividades en los días previos las describiría en un futuro memorial. Argumentó que al votar la orden de Grandi quería formar un bloque nacional amplio y despojarle de su carácter partidario a la guerra, en favor de una empresa bélica italiana comprometiendo al rey.

La versión de Bono.

En su identificación inicial hizo un alegato recordatorio de sus amplios méritos como fascista fundador, como militar colonial, y como funcionario del estado.

Puntualizó que solo había sostenido en los últimos años tres encuentros directos con Grandi. A continuación pasó a relatar sus preparativos para el Gran Consejo: un encuentro previo con Mussolini el 21 de julio, notificándole el malestar con la dirección de la guerra. Bottai y De Cicco, que estaban presentes, reivindicaron activar los órganos constitucionales; Farinacci protestó contra la labor del Estado Mayor y de ciertos generales (Bono no quiso especificar cuales). Por otra parte Giurati mostró señales de desmoralización, al opinar que en 20 años el gobierno fascista no había creado gran cosa, levantando la ira de Mussolini.

El viernes 23 de julio Bono recibió la invitación para el Gran Consejo. Al mediodía del 24 de julio Bignardi le visitó y le entregó la orden del día de Grandi. Iniciado por la tarde la reunión, Bono recordó que Mussolini la inauguró leyendo dos cartas de Badoglio, y después pasó a resumir el panorama militar. A continuación intervino el propio Bono, presentando el dilema “capitular o resistir”. Apostó por la segunda pero señalando la necesidad de hallar los medios para ello. Fue aplaudido por todos los asistentes. A continuación intervinieron Farinacci criticando agriamente a los estados mayores del Ejército y la Marina  solicitando su sustitución, y luego habló Grandi exigiendo la reactivación de los órganos constitucionales. Siguieron otros de los presentes, aunque Bono mencionó en particular a Bottai por la crudeza de su discurso, afirmando el incumplimiento de las leyes por parte del gobierno fascista.  Mussolini volvió a hablar, reconociendo que si la orden del día era aprobada su desempeño como gobernante se vería afectado, aunque aún confiaba en recibir el apoyo del rey.

Bono cayó en una contradicción cuando el juez le preguntó porque votó afirmativamente la orden. Respondió que no se le pasó por la cabeza que el Duce pudiese perder el control del gobierno, y que las palabras de Grandi y Marsico  sobre el carácter permanente del mandato de Mussolini le tranquilizaron al respecto. Según la explicación de Bono sostenía que el cambio solo afectaría al mando de las fuerzas armadas, para conseguir la confianza del ejército. Lo acaecido el  domingo 25 de julio le habría llegado por comunicaciones telefónicas.

No presentó ningún escrito peticionario o exculpatorio. Solo invocaría el testimonio del propio Mussolini.



La versión de Tullio Cianetti. Nació en 1899 en Asís. Ejerció de puesto de presidente de la Confederación fascista de la Industria y de ministro de las Corporaciones desde 1940 a 1943. Se exilió a Mozambique, donde residió hasta su muerte en 1976.

En su declaración ante el juez Cersosimo afirmó que había sostenido una charla con Mussolini el día 23 de julio de 1943, previa al Gran Consejo Fascista.

En ella Mussolini le mencionó que se había formado una facción de políticos y militares partidaria de tratar con los Aliados aceptando una rendición incondicional. Cianetti le habría invitado entonces a recurrir a medidas draconianas para evitarlo, haciendo alusiones a fusilamientos.

La mañana del 24 de julio de 1943 Cianetti aceptó una petición para encontrarse con Grandi. 

Mientras acudía al despacho se cruzó con Farinacci, que  le comentó la ambigüedad de la “Orden del día” preparada por Grandi para la reunión. Una vez reunido con este, en presencia de Bottai, Cianetti dio su conformidad al contenido de la “Orden del día” puesto que recogía su preocupación acerca de la unión de todas las fuerzas para resistir. Objetó  el último punto referido a la intervención de la Corona, aunque Grandi le tranquilizó al puntualizar que solo se trataba de implicar a la monarquía en la guerra y aligerar por tanto la carga que venía soportando el Duce. Cianetti hasta se mostró dispuesto a patrocinar la propuesta de Grandi, aunque finalmente no la firmó. Recordaba que De Vecchi, Bono, Bottai, Acerbo y Bignardi si lo hicieron.

Mussolini dio al Gran Consejo una explicación de la situación militar. Grandi se declaró partidario de continuar la guerra, pero reprochó la que calificó como escisión entre el régimen y el pueblo, censurando asimismo la gestión del partido fascista. Era necesario que la Corona, dijo, asumiese la responsabilidad en la dirección del ejército, dejando al Duce la gestión interna y del partido fascista. Bottai y otros intervinieron con declaraciones parecidas. Scorza respondió defendiendo la actividad del partido. Hubo un intento de levantar la sesión pero Grandi exigió su continuación.

Antes de la 22 horas hubo un receso, al que siguieron más intervenciones, entre ellas la del propio Cianetti. Argumentó que había apoyado la orden del día por la necesidad de una mayor implicación de la Corona y los organismos constitucionales; las informaciones periodísticas debían ser más claras con los fracasos y la gravedad del momento. Pero añadió que si la orden de Grandi perturbaba al partido, debía apoyarse la de Scorza.  Después intervinieron Grandi y Bottai ( Cianetti no indicó con que discurso)

La versión de Gotardi. Nacido en 1899, fue secretario de la Confederación de Trabajadores de la Industria. Sería fusilado en 1944 a raíz del proceso de Verona.

Alegó enfáticamente la ausencia de una consigna clara por parte del Duce para justificar su decisión de apoyar la “Orden del día” del 24 de julio. Gotardi era responsable del abastecimiento, y utilizó esta responsabilidad para señalar que siendo un puesto tan absorbente  en las circunstancias que vivía Italia en 1943  necesariamente lo alejaba de cualesquiera especulaciones políticas. Atribuyó el resultado de la votación del 24 de julio a una equivocada valoración de las circunstancias y palabras. Recordó que la asamblea de la Confederación sindical el 29 y 30 de junio con los secretarios de las uniones provinciales mantuvo un clima de defensa de la revolución fascista, que fue plasmado en la Revista Sindical de Confindustria.

Gotardi invocó que era ajeno a las reuniones políticas y la red de visitas e intrigas. Asimismo señaló que era su primera participación en el Consejo tras recibir el cargo de presidente de la Confederación de los Trabajadores de la Industria.

El viernes 23 de julio recibió a Bignardi, que hizo mención de la necesidad perentoria de la participación del Rey ante la seriedad de la situación tras el desembarco Aliado en Sicilia. En la mañana del sábado 24 de julio notó que los periódicos no se hacían eco de la reunión. Charló con Cianetti, que se mostró poco clarificador. Del Consejo citó la exposición del panorama militar que hizo Mussolini, y especialmente lo que calificó de  falta de una orientación clara sobre el sentido del voto. Gotardi no habló durante el debate.


 Como reflexión final,  consideraba que en la caída del fascismo  tuvo más relevancia la actitud del Rey y el plan del golpe de estado ideado por sus consejeros políticos y militares que  la decisión tomada por el Consejo.

lunes, 1 de mayo de 2017

EL FINAL DEL IMPERIO HITITA




El efímero gobierno de Arnuwanda III, hijo de Tudhaliya IV, apenas está documentado por improntas de sellos y referencias en un documento de su sucesor Suppiluliuma II.

En el reinado del último rey hitita conocido, las fuentes indican una serie de problemas:

       I.        - Contestación interna en la corte y entre los reinos vasallos, detectable en Kub XXVI 33. También puede comprobarse en el mensaje con los reproches del príncipe Pihawalwi (hijo del rey hitita) a Ibiranu, rey de Ugarit, por su falta de compromiso tras la llegada al trono de su padre, en RS 17.247

     II.         -  Campañas en Lukka y sus proximidades (suroeste de Anatolia) registrados en la “edificación Sudburg” hallada en Hattusa.

    III.          - Dependencia de las importaciones de trigo a través del puerto mediterráneo de Ura (clásica Seleucia). Esta registrada por la inscripción en Karnak del faraón Mernepath y la carta a Ugarit demandando el transporte de 450 toneladas de trigo.


    IV.          - Campañas navales en Alasiya (Chipre), con la interesante conjetura de quien podía ser el adversario, documentado en KBo XII 38 ( Guterbock, H G. “The hitite conquest of Cyprus reconsidered” JNES 26, 73-81 y Hoffner H. A. “ The last days of Hattusa” en W. A. Ward  “The crisis years : the 12th century  B. C.” Dubuque 46-51, 1989)



Hay varias teorías sobre los sucesos del Bronce Tardío y la caída de sus civilizaciones, incluyendo la hitita. Una de ellas es la teoría de los terremotos y de la “onda sísmica” de Claude Schaeffer. Esta ha sido rebatida señalando que los terremotos son cíclicos y recurrentes en la cuenca mediterránea, y que sus efectos eran asumibles incluso por las civilizaciones antiguas. Es muy difícil que causaran una interferencia generalizada, y no podrían impedir por si solos la expansión de esos pueblos.

 Otra teoría es la del cambio climático, que habría provocado sequías y las correspondientes hambrunas. Fue enunciada por Rhys Carpenter. Apoya esta teoría cierta documentación hitita o de sus interlocutores de Egipto o Ugarit, como la recogida en KBo 2810, RS 20.212 o KTU 2.39/RS 18.038

Según el artículo de Kaniewski y VV.AA “Late second early first millenium B. C. abrupt climate changes in coastal Syria…” Quaternary Research 74, pp. 207-215 (2010), basada en estudios realizados en Tell Tweini en Siria, y en Chipre, puede establecerase una sequía a finales del siglo XIII en el Mediterráneo Oriental a partir de depósitos de polen fósil. En la misma línea está la obra de B. L. Drake, basada en estudios relaizados en Soreq (Israel) y Voulkaria (Grecia) “The influence of climatic change on the Late Bronze Age collapse and the griek dark ages” Journal of Archeological Science, 39 (2012). Por su parte Finkelstein hizo conclusiones parecidas tras examinar catas de polen fósil en el Mar de Galilea y en el Mar Muerto, como un periodo seco más breve, que fecha entre 1250-1100 a.c.

sábado, 29 de abril de 2017

APUNTES SOBRE LA CRONOLOGÍA DE LETONIA DURANTE LA ETAPA RUSA (a partir de la conferencia de Viesturs V. Burbis)

1795 Los barones bálticos de Kurlandia cedieron ante la zarina Catalina II durante el tercer reparto de Polonia.

1802 Se produjo una revuelta letona fallida contra los nuevos gobernadores.

1812 Huida hacia los bosques para evitar el reclutamiento en la lucha contra Napoleón, con el que se simpatizaba.

1841-42 Estallaron varias revueltas, pero con pocas perspectivas.

1873 Se celebró en Riga  la Primera Fiesta de la Canción, mantenida hasta la actualidad.

1887 El informe del senador Manasei al zar tras una gira de inspección que constató que los habitantes mantenían sus costumbres: empezaron duras medidas con prohibición de estudiar la lengua materna, o el  intento de cambiar el abecedario latino por el cirílico.

1888 Escritos del diplomático austrohúngaro Von Aerentahl  sobre el rechazo báltico a la rusificación.

1905 Manifestación del sacerdote Gapón en San Petersburgo.  Fueron reprimidas el 26 de enero: 80 muertos, 200 heridos.

Las protestas se externdieron. En Riga participaron 50.000 manifestantes, coreando letras de protesta, consignas contra el zar y a favor de una república democrática. Los socialdemócratas lo interpretaron como una prueba de la clase obrera, los nacionalistas como una muestra de la participación de todo el pueblo.

Un millar de delegados se reunieron el 2 de diciembre de 1905 como expresión del pueblo letón.
Poco después empezaron las expediciones de castigo del gobierno con un saldo de 2.000 fusilados, propiedades e instituciones destruidas o clausuradas, 3.000 deportados a Siberia y 4.000 exiliados a EE.UU y otros países europeos.

El estado de guerra fue levantado finalmente en 1908.

En el verano de 1914 empezó el reclutamiento en el ejército ruso en la I Guerra Mundial. La alianza con Francia e Inglaterra  creó ciertas expectativas a los bálticos.

En la primavera de 1915, al avanzar los alemanes en Kurlandia, las autoridades evacuaron forzosamente a 800.000 personas y se dieron prácticas de “tierra quemada”.

El buen rendimiento de las unidades letonas mandadas por oficiales propios  llevó el 1 de agosto de 1915 a la promulgación de la Orden 322 para la formación de los batallones de tiradores letones.

En Noviembre de 1915 ya existían 8 batallones. Sus acciones se prodigaron y aumentaron su prestigio. En noviembre de 1916 habían aumentado su número hasta ser 8 regimientos.

En marzo de 1917 renunció el zar Nicolás II ante la revolución en Petrogrado. Empezó un paréntesis democrático de 8 meses.

La importancia de los tiradores letones y su alineamiento con los bolcheviques puede explicarse por su confianza en que estos traerían libertades nacionales e individuales. En abril 1917 regresó a Rusia Lenin, y al mes siguiente el judío Trotsky desde Estados Unidos. Los bolcheviques prometieron  la independencia a Letonia, y una vez ene le poder Lenin la reconoció finalmente, pero bajo la presión de los victoriosos alemanes. El 16 de noviembre de 1917 delegados forman el Consejo Temporal Letón que envió delegaciones por Europa. El 11 de septiembre de 1918  el ministro de exteriores británico Balfour los reconoció de facto. El 18 de noviembre de 1918 se declaró formalmente la independencia en el Teatro Nacional. El ejército propio fue instaurado del 1 de enero de 1919 con unas pocas compañías, puesto que la mayoría de los soldados letones seguían en Rusia.


jueves, 13 de abril de 2017

domingo, 26 de marzo de 2017

LA POLÍTICA OCCIDENTAL DE TUDHALIYA IV

El antepenúltimo de los monarcas hititas decidió restablecer el prestigio que había decaído durante el periodo de su padre en las tierras occidentales de Asia Menor. Lanzó varias campañas demostrativas contra los insumisos países de Lukka (Licia y alrededores) y Wiyanawanda, según se deduce de la “inscripción Ilgin” y del texto XXVI recopilado en Keilschrifturkunden aus Boghazkoy.

En el País del rió Seha (Lidia y alrededores) tuvo que enfrentar la rebelión de Tarhunaradu, que había reemplazado a Masturi, un títere emparentado por matrimonio con una tía de Tudhaliya IV, matrimonio que no había dejado descendencia. Probablemente el rebelde estaba patrocinado por el reino micénico de Ahhiyawa, a juzgar por el relato XXII de Keilschrifturkunden: “ Después Tarhunaradu hizo la guerra y dependía del rey de Ahhiyawa”. La campaña fue resuelta brillantemente con la dirección personal del rey hitita, que capturó a Tarhunaradu y su harén y los deportó a la urbe hitita de Arinna. Pero a pesar de esta acción resolutiva la agitación continuó desde Milawata (Mileto), cabeza de puente de Ahhiyawa en la costa anatólica egea. Aunque carecemos de la secuencia completa de hechos Tudhaliya consiguió poner Milawata bajo su influencia aprovechando una querella en la familia de los gobernantes locales, en la que apoyó al hijo contra el padre. En los textos XIX y XLVIII de Keilschrifturhunden se nos narra que el exiliado monarca de Wilusa, Walmu, se encontraba acogido por el ahora prohitita dirigente de Milawata, que debía haber establecido alguna clase de relación matrimonial con la casa real de Hattusa. Estos hechos supusieron un duro golpe para Ahhiyawa, y tal vez fuera uno de los factores de su desaparición bajo la ola de los Pueblos del Mar.
IMAGEN. RECONSTRUCCIÓN DEL ASPECTO URBANÍSTICO DE HATTUSA

En cuanto a Walmu, al parecer fue repuesto en su trono con  lo que Tuhaliya IV habría conseguido sus objetivos.

jueves, 9 de marzo de 2017

ALEJANDRO ESPIN SOGO, APALEADOR Y CANDIDATO DE GANAR CEHEGÍN-IZQUIERDA UNIDA EN LIBERTAD PROVISIONAL

http://www.laverdad.es/murcia/201703/09/antifascista-acusado-paliza-joven-20170309014232-v.html

Tras más de un mes entre rejas, Alejandro E., el principal acusado de la agresión sufrida el pasado enero por una joven, Lucía, a las puertas de un pub de Murcia, recobra la libertad. Según ha podido saber 'La Verdad', la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Murcia dictó este martes un auto en el que decreta la libertad provisional del joven, natural de Cehegín pero vecino de Murcia. El letrado Pedro López Graña, que representa a la víctima, confirmó ayer su intención de no recurrir este auto, por lo que la salida de Alejandro E. de la cárcel era ayer algo inminente.

Este joven, que en los últimos comicios figuraba como número 9 de Ganar Cehegín, se encontraba en prisión desde el pasado 24 de enero, cuando declaró ante la juez por su supuesta implicación en el linchamiento que un grupo de extrema izquierda propinó a una joven -a la que vinculaban con la extrema derecha- a las puertas del local La Boca del Lobo de Murcia. En su declaración, el joven, que está siendo defendido por el letrado José María Caballero, reconoció ser «antifascista porque mi abuela está enterrada en una cuneta». Pese a las imágenes captadas por un testigo con un teléfono móvil, negó, no obstante, cualquier implicación en la agresión. «Puede ser que salga en algún vídeo, pero no di ninguna patada», recalcó. «Vi el follón y me aparté». También negó que conociese al resto de arrestados, entre ellos Carlos V. P. y Ariadna R. S., la chica que presuntamente golpea en primer lugar a la víctima.

Según ha podido saber este diario, la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Murcia remarca en el auto que, en base al informe forense conocido en febrero, la víctima sufrió la pérdida de un diente y lesiones que «no fueron de gravedad». Además, argumenta que, aunque «el riesgo de fuga no puede desdeñarse», el joven tiene una casa en Murcia, donde estudia, y familia en Cehegín. Entiende, además, que la agresión fue «un incidente aislado».


Con estos argumentos, concede al joven la libertad provisional, pero le impone varios requisitos, entre ellos la obligación de comparecer en el juzgado quincenalmente -y cuantas veces se le requiera-.

La magistrada le obliga, asimismo, a comunicar al juzgado cualquier cambio de domicilio y le retiene el pasaporte para evitar su salida del país. Alejandro E. no podrá, además, acercarse a menos de 500 metros de la víctima, de su domicilio y de su lugar de trabajo, ni comunicarse con ella por ningún medio. La juez le advierte de que en el caso de que incumpla cualquiera de estas medidas volverá de nuevo a prisión.

martes, 21 de febrero de 2017

miércoles, 15 de febrero de 2017

LOS PAÍSES NEOHITITAS

Aunque el núcleo del antiguo Hatti fue repoblado por frigios (que en un primer momento no constituyeron estructuras de poblamiento superiores a la aldea), la zona sureste del imperio mantuvo su carácter hitita pero fraccionada en múltiples estados al abrigo de las montañas del Tauro y en el norte de Siria. Los reinos en o al norte de la divisoria de aguas eran Tabal, Gurgum, Hilakku, Malatya y Que. Conservaban la ancestral herencia luvita con algunas influencias hurritas, por lo que se les puede considerar hititas en el sentido poblacional. 

En cambio, los reinos del norte de Siria, como Karkemish, Patina y hasta cierto punto Hama y otras localidades mantuvieron su población semita con influencias culturales y dinastías palatinas de origen hitita. Karkemish siguió contando con cierto rango honorífico, derivado de su anterior posición como capital virreinal durante el Imperio Nuevo. 

De los siglos XII y XI a.c. existen pocas noticias sobre estos países, Probablemente estaban en plena reorganización después del colapso de Hattusa y la pérdida de su cobertura. Además estos años coinciden con la creciente infiltración aramea que llegó hasta Sam’al. Algunos reyes de Karkemish ostentaron nombres de antiguos monarcas hititas (Talmi-Teshub).


Solo a través de referencias asirias tenemos indicios de la región en esta etapa oscura. La expedición de Tiglat-Pileser I ( 1115-1075 a.c). contra lo que todavía los asirios conocían como el Hatti, la tierra al oeste del Eúfrates, dice: “ Recibí tributo de Biblos, Sidón, y Arwad; recibí también un cocodrilo y un gran mono de la orilla del mar. Durante el regreso me enseñoreé de toda la tierra de Hatti e impuse a Ini-Teshub, rey de Hatti (rey de Karkemish) tasa, tributo y troncos de cedro”.

Desde el 1000-850 a.c. en cambio proliferaron los monumentos de las dinastías locales imitando hasta cierto punto los antiguos modelos imperiales, proporcionando  nombres de monarcas y sus trabajos constructivos.  Se aprecia una estabilización y aumentan las inscripciones escritas en la versión jeroglífica de la escritura hitita, que se había popularizado en los últimos años del imperio.


De nuevo las fuentes asirias son más explícitas. Bajo Assurnasirpal II (883-859 a.c.) sus  ejércitos se limitaron a meras marchas demostrativas ante Karkemish y Patina, puesto que  el verdadero interés del rey estaba centrado en la yugulación del reino arameo de Bit Adini, situado más al sur, en la curva del Éufrates.

Salmanassar III (858-824 a.c.) lanzó campañas sucesivas, al principio contra los estados arameos. Sin embargo los neohititas se solidarizaron con estos últimos y enviaron contingentes al frente conjunto que rechazó a los asirios en Qarqar. Entre 840-830 a. c. Salmanassar III extendió sus incursiones a los principados de Patina, Malatya, Que y Tabal imponiéndoles tributos, si bien conservaron su independencia política. Karkemish y Kummuh, fronterizos con Asiria, optaron por la diplomacia desde el principio mediante actos de sumisión para ahorrarse problemas.

Con Adad-nirani III (810-783 a.c.) se impuso un mayor control. Derrotó a la coalición occidental, estableciendo un protectorado sobre Kummuh. Desde Til Barsip el gobernador asirio Shamsi-Ilu intervino activamente en el área, aunque Gurgum bajo su rey Halparuntiya III resistió las presiones.

Hacia el 750 a.c. curiosamente sería Urartu el poder más  expansivo, actuando sobre Tabal y sobre el alto Éufrates en la sensible zona de Malatya y Kummuh. Ante el desafío, el monarca asirio Tiglat-Pileser III (744-727 a. c.) desplegó sus fuerzas apuntándose un importante éxito en Kishtan en el 743 a.c., que además le permitió anexionarse Patina.

El final de la independencia neohitita llegaría con Sargón II (721-705 a.c.): Karkemish Gurgum, Kummuh, Sam'al, Que y Malatya fueron anexionados y transformados en provincias imperiales. Hilakku y Tabal mantuvieron un precario equilibrio convertidos en moneda de cambio entre Asiria y la Frigia del rey Midas (el Mita de Mushki de los textos asirios). De hecho Sargón II fallecería en una campaña en Tabal tratando de oponerse a los bárbaros cimerios que empezaban a devastar Asia Menor.


lunes, 6 de febrero de 2017

RADIO ANSITE: ESPAÑA ANTE EL FINAL DE LA CUENTA ATRÁS

Las dificultades de la frágil recuperación económica. Hechos y datos del andamiaje que mantiene vivo al régimen del 78, con sus días contados por los cambios que se están produciendo internacionalmente. Cambios drásticos que nos afectarán de manera determinante. Con la participación de Juan Laborda y Pepe Crespo.

domingo, 29 de enero de 2017

KEISER REPORT: MALOS TIEMPOS PARA LOS BANQUEROS CENTRALES



Max Keiser especialmente histriónico en este gracioso episodio con el "estremecedor" documento del "banquero central", el pollo de plástico Pluky, "torturado y sobornado".

viernes, 27 de enero de 2017

MAS DATOS SOBRE LA AGRESIÓN COMETIDA POR UN GRUPO DE SHARPEROS EN MURCIA

Al imputado y encarcelado Alejandro Espin Sogo se suman Kevin Ramirez Pérez, David Villamor Díaz, Roberto Martínez Martínez, y Eloi Ruíz Martínez, en libertad provisional pero pendientes de nuevas comparecencias.

Carlos Vázquez Pastor esta en libertad con medidas cautelares después de declarar, al igual que una joven, Ariadna R. S.

La policía y el abogado de la víctima esperan nuevas detenciones conforme vayan siendo identificadas otras personas que participaron en la agresión masiva.

Se espera más arrestos de antifas que participaron en la paliza



                                              Foto. Espin Sogo, alias "Topi" en la comisaria de policía


Artículo de El Español: Mas datos sobre la agresión cometida en Murcia ciudad por un grupo de sharperos

"Me llamaron cerda, puta y nazi": la agredida en Murcia dice que fue por llevar una bandera de España

El Tribunal Supremo considera un agravante la discriminación ideológica en este tipo de actos.
Ilustración sobre la agresión de Murcia.

Ilustración sobre la agresión de Murcia. Javier Muñoz
Alejandro Requeijo @Alex_Requeijo
Daniel Montero @monteroblog
25.01.2017 03:16 h.

    Murcia (Ciudad) Agresiones Radicalismo 

"¡Cerda¡, ¡puta!, ¡nazi!". Esto fue lo último que escuchó Lucía G. C. antes de que una quincena de personas se lanzase sobre ella para agredirla en una escena más propia de un documental de animales. Así lo declaró la joven murciana de 19 años a los agentes de la Policía que le tomaron declaración. Los insultos previos a los golpes vienen recogidos en el primer atestado de la agresión realizado dos horas después de los hechos acaecidos en la puerta del pub 'La boca del Lobo', han informado a EL ESPAÑOL fuentes de la investigación.

La juez que investiga los hechos decidió a última hora de este martes enviar a prisión a uno de los detenidos, se trata de Alejandro Espín Sogo, quien integró una candidatura de IU en las elecciones municipales de 2015 si llegar a obtener representación. En su auto, la magistrada recoge la posible motivación ideológica de la paliza. 
Según declaró la chica a los agentes, tan sólo había salido a la calle fuera del pub a fumarse un cigarro en compañía de una amiga cuando vio aparecer a la turba, un grupo al que los investigadores sitúan en la extrema izquierda. En esa primera declaración, que sirvió para elaborar ese primer atestado policial, la joven no comentó nada acerca de una pulsera con la bandera de España que al parecer llevaba en ese momento tal y como ella ha declarado a 'La verdad de Murcia'.

"No figura en el atestado"

Fuentes de su entorno confirman a este periódico los insultos recibidos y la versión de la bandera. Explican que fueron los colores de la enseña nacional en una pulsera y un tatuaje lo que encendió los ánimos de sus agresores. Afirman estas fuentes que en cuando declare de nuevo para la ampliación del atestado incluirá estos hechos.

Fuentes policiales consultadas recuerdan que había pasado poco tiempo desde la paliza cuando declaró por primera vez y puede que la joven olvidase algunos detalles al encontrarse en estado de shock. Según la declaración de la víctima tampoco hubo un enfrentamiento previo antes de la brutal agresión que otra persona grabó en video con un móvil. Esa grabación también permitió a las autoridades identificar a algunos de los participantes de la pelea. La joven aseguró no conocerles, pero sí pudo identificar en ellos una estética propia del movimiento skin, en este caso de extrema izquierda.

La Policía ubica a Lucía G.C en movimientos de extrema derecha, aunque ella niega este extremo. Las declaraciones de la afectada, vinculando su agresión a motivos ideológicos, y el auto de la jueza en ese mismo sentido podrían aumentar la pena impuesta en caso de que los presuntos agresores sean condenados. El pasado 16 de enero el Tribunal Supremo aumentó hasta los cuatro años de prisión la pena impuesta para 12 de los 14 ultras de extrema derecha condenados por el asalto a la librería Blanquerna de Madrid durante una reunión de políticos nacionalistas catalanes por la Diada.
"Intolerancia ideológica"

Al resolver el recurso y tras una condena mucho menor impuesta por la Audiencia Nacional, el tribunal aplicó a los condenados el agravante 22.4 del Código Penal, vinculado con la discriminación ideológica. En este caso, los magistrados consideraron que el asalto se cometió con el “motivo impulsor de la intolerancia hacia la ideología catalanista”.

No es la primera vez que este agravante se aplica a un caso de relevancia pública. En octubre de 2009 la Audiencia Provincial condenó a 26 años de prisión al neo nazi que el 11 de noviembre de 2007 le quitó la vida de una puñalada al joven antifascista Carlos Palomino. Según la sentencia, el exmilitar de extrema derecha identificó como de extrema izquierda a varios de los jóvenes que esperaban la llegada del metro en el andén y sacó un arma blanca “para agredir a cualquiera de ellos con el menor pretexto por su enfrentada divergencia de pensamiento”.

Por la agresión de Murcia la Policía Nacional arrestó a siete personas entre la noche del domingo y el lunes. La paliza tuvo lugar a las 1.45 horas en la calle Luisa Aledo con Santa Quiteria y horas después la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de Murcia logró detener en colaboración con la agredida a dos personas: Alejandro Espín Sogo y Carlos Vazquez Pastor.

Candidatura de IU

El primero de ellos, Espín Sogo, integró la lista de la coalición política de izquierdas Ganar Cehegín que concurrió en las pasadas elecciones municipales de 2015. En concreto, formó parte de la lista como 'número 9', aunque la candidatura no obtuvo al final representación en la Corporación municipal, según ha confirmado a Europa Press el portavoz de IU-Verdes en la Región de Murcia, Pedro Jesús Camacho, quien ha querido aclarar que el individuo no forma parte de IU, sino que concurrió como "independiente".

Espín Sogo, el único que sigue en prisión, tiene un canal de Youtube con su nombre en el que tiene sobre todo vídeos musicales, aunque también uno sobre los ultras del equipo de fútbol Ciudad de Murcia, los 'City Boys', quienes profesan una ideología de extrema izquierda. Posteriormente, la Brigada de Información de la Policía procedió al arresto de otras cuatro personas: Kevin Ramírez Pérez, David Villamor, Díaz, Roberto Martínez Martínez y Eloi Ruiz Martínez. A las 20.30 de este lunes la Policía arrestó además a una chica, también por su relación con los hechos. Los arrestados tienen entre 18 y 38 años, según las mismas fuentes policiales consultadas.

Tan sólo tres de ellos permanecieron en calabozos de la Policía Nacional hasta que este martes por la mañana pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción Número 5 de Murcia, que ha abierto una investigación por un delito contra los derechos fundamentales y las libertades públicas en concurso con un delito de lesiones graves. La Fiscalía pidió el ingreso en prisión para dos de ellos, mientras que el abogado de la agredida pidió 

martes, 24 de enero de 2017

DETENIDO POR APALEAR MASIVAMENTE A UNA CHICA ALEJANDRO ESPIN SOGO, UN CANDIDATO DE GANAR-IZQUIERDA UNIDA EN CEHEGÍN

Antifa comunista y candidato de IU detenido por apalear a una chica acompañado de una docena de sharperos


Alejandro Espín Sogo, alias “Topi”, detenido por su presunta participación en la brutal agresión a una joven el pasado domingo en Murcia, fue miembro de la candidatura de Ganar Cehegín, coalición en la que estaba integrada Izquierda Unida, ocupando el noveno puesto  en las pasadas elecciones municipales de 2015

“Topi” es conocido en ambientes de izquierda radical de Murcia por su extrema violencia y ser miembro de grupos de música que, en sus letras, enaltecen el terrorismo.

Despiertainfo se ha dirigido a la Dirección Regional de Izquierda Unida en Murcia. Sin embargo, el partido ha declinado realizar declaraciones al respecto de su candidato ahora detenido.

Fotos del lamentable personaje, Alejandro Espín Sogo:

jueves, 19 de enero de 2017

lunes, 16 de enero de 2017

ORIENTACIÓN SOBRE LA HISTORIA POLÍTICA HITITA. II PARTE




A la muerte del gran Suppiluliuma, le sucedió su hijo Arnuwanda II que falleció al poco. Subió entonces al trono Mursilis II (1320-1295 a.c.), heredero joven. Tuvo que emplearse a fondo por los efectos de una epidemia de peste, las habituales correrías de los bárbaros gasga que dominaban los antiguos santuarios hititas de Nerikka y otros enclaves norteños, y sobre todo, las dificultades para mantener el orden en Arzawa y en Siria. En esta última pudo contar con el concurso de sus hermanos Telepinu de Alepo y especialmente de Piyassilis de Karkemish (Pyassilis adoptó el nombre de Sarri-Kusuh al subir al gobierno de la ciudad), que le ayudaron a yugular un movimiento rebelde iniciado en Nuhashe y Qadesh y extendido a Ugarit. Los egipcios intervinieron entonces de la mano de su nuevo faraón Horemheb, pero fueron repelidos. Mursilis II recompuso el cuadro en la región con una nueva serie de tratados con Alepo, Ugarit, y Amurru, y ayudó a Karkemish a soportar la presión asiria.

En cuanto a Arzawa y su díscolo rey Uhhaziti, fue precisa una campaña personal del rey hitita,  que acudió hasta el Egeo para apagar el peligro. Otros estados egeos-anatólicos del suroeste como Sheha, Hapalla y Kuwaliya, que habían formado  coalición con Arzawa, se apresuraron a firmar acuerdos de amistad con el victorioso Mursilis II, aunque el rey de Kuwaliya, Mashhuiluwa, demostró más tarde no ser de fiar.

Con el hijo y sucesor de Mursilis II, Muwatalis II (1295-1272 a.c.) se acentúa el desplazamiento del centro de interés del estado hitita hacia el sureste. Hattusas  mantuvo la capitalidad oficial. Sin embargo, en ella permaneció solo un virrey, Hattusilis, hermano de Muwatalis, mientras la corte real se desplazaba a Tarhuntasha, al sur, simbolizando el nuevo eje del poder hitita. Muwatalis II tuvo que enfrentarse a los asirios de Adad-Nirani I que acaban de atraerse al último resto de Mitanni (Hanigalbat) y a los egipcios que bajo  Ramsés II instigaron la defección de Amurru y realizaron una campaña que fue frenada por las tropas hititas en la batalla de Qadesh, ampliamente celebrada en los monumentos ramésidas.

                                               RITÓN HITITA CON FORMA DE TORO

 Urhi-Teshub,  hijo de Muwatalis II, repuso la capitalidad en Hattusas. Pronto se vio desplazado por su tío Hattusilis III.  Este procuró ensayar una fórmula pactista con Egipto, que establecía la igualdad formal entre ambas partes y certificada con la entrega de una princesa hitita a Ramsés II. En cambio, una de sus cartas al rey asirio Adad-nirani rechaza el  intento de acercamiento con un cortante:  "¿acaso somos hijos del mismo padre o de la misma madre?"

A su muerte fue sucedido por Tudhaliya IV (1237-1209 a. c.), que se declaró molesto con la usurpación efectuada tiempo atrás por su padre. No pudo evitar la anexión formal de Hanigalbat por los asirios , y se tuvo que conformar con poner firmes a sus vasallos sirios ( Amurru, Ugarit) que flirteaban con el poder afirmado al este del Eúfrates o comerciaban con él. Hay un interesante documento en el que Tudhaliya IV exige al rey vasallo de Amurru, Shaushgamuwa, el cese de ese comercio y del tránsito de mercaderes de la egea Akhiyawa hacia los puestos asirios:

" Si el rey de Egipto es amigo de mi majestad, él sera tu amigo. Pero si es enemigo de mi majestad, él será tu enemigo. Y si el rey de Babilonia es amigo de mi majestad, él será tu amigo. Pero si él es enemigo de mi majestad, él será tu enemigo. Puesto que el rey de Asiria es enemigo de mi majestad, del mismo modo será también tu enemigo. Tus comerciantes no visitarán Asiria y tú no permitirás la visita de los suyos en tus tierras. Él no cruzará por tus territorios. Pero si lo hiciera, lo apresarás y lo enviarás a mi majestad. (Que) esto quede bajo (tu juramento)...(No permitirás que) ningún barco de Ahhiyawa le visite"

Otro documento del periodo, la "carta de Milawata" indicaría la toma de control de la ciudad de Mileto en el Egeo por los hititas, hasta entonces importante posesión de Ahhiyawa, una afortunada expansión que seguramente indicaría  más bien aprovechamiento oportunista de la crisis de Ahhiyawa que un vigor hitita.

 La sensación de impotencia se incrementa con Arnuwanda III  (1209-1207 a.c. ) Dirigió una expedición para ocupar Alashiya (Chipre), aparentemente con éxito, pero los llamamientos hechos pidiendo fidelidad a sus vasallos en Siria y Anatolia demuestran que ya no se podía contar con muchos de ellos, y que las amenazas se estaban multiplicando. La impotencia toca fondo con Suppiluliuma II (1207-1178? a.c.). Aunque fue capaz de intervenir con más eficacia en Chipre, no pudo frenar las tendencias centrífugas. Vagamente se puede apreciar la existencia de disidencias localizadas en Tarhuntasha, que tuvieron que ser sofocadas con el envío de tropas. Los últimos mensajes entre el rey y sus vasallos sirios demuestran la existencia de una seria amenaza en las costas del sur del imperio, probablemente debido a la presencia de los Pueblos del Mar. Parece ser que Suppiluliuma II concentró sus fuerzas en Lukka (la clásica Licia) para bloquear las agresiones, pero seguramente sus ejércitos fueron completamente barridos por los Pueblos del Mar en circunstancias que se desconocen, ya que poco después estos invasores arrasaron el litoral sirio y aniquilaron a Ugarit y otras localidades de la zona. Simultáneamente, la indefensa Hattusa también fue destruida. Tal vez fue víctima de los protofrigios que se habían desplazado desde Europa en el mismo torbellino que había puesto en marcha a los Pueblos del Mar; también es posible que fuera víctima de sus viejos enemigos, los bárbaros gasga. Todo son conjeturas puesto que la documentación hitita cesa y solo queda el rastro arqueológico de la aniquilación.

domingo, 8 de enero de 2017

ORIENTACIÓN SOBRE LA HISTORIA POLÍTICA HITITA

Los hititas eran un pueblo de nómadas indoeuropeos llegados a Asia Menor en torno a los siglos XXII-XX a.c.  Se impusieron a la población nativa, los hatti o prehititas, recibiendo el mismo nombre que estos. Los primeros registros que los mencionan son los archivos de los comerciantes asirios de Kanish. En ellos se pueden rastrear nombres de tipo hitita, luvita,  y hurrita, todos ellos antiguos pueblos nómadas de las estepas del norte, asentados en el cambio de milenio en Oriente Medio. Aparte hay algunos nombres hatti de los habitantes aborígenes. El reagrupamiento de los pequeños principados dará lugar al Primer Imperio  Hitita. Procedente de la ciudad de Kussara (de ubicación desconocida, Liverani la sitúa al noreste de Nessa) Anitta, hijo de Pithana, ocupó Kanish (Nessa para los hititas) y la convirtió en la capital. Su nombre aparece en los documentos de los mercaderes asirios. A continuación, aparece un vacío en las fuentes.

Hacia 1675  a.c. Hattusa (actual Bogazkale) era la nueva capital. Aproximadamente de esta época o poco antes dataría el semilegendario reinado de Labarna, que ha suscitado numerosas incógnitas y debates. Hay quien lo considera un personaje histórico, y otros investigadores lo consideran una idealización (“Labarna” según esta interpretación, sería un mero título real y no una persona física)
Con Hattusili I (1650-1620 a.c,) mejoran las fuentes, escritas en hitita y en acadio, el lenguaje internacional de la época. La capital quedó definitivamente fijada en Hattusa, en detrimento de Kussara. El rey primero tuvo que liquidar la resistencia interna de ciudades hititas como Zalpa y Shanahuitta Esta última era sede de un peligroso gobierno rival y resistió una primera expedición de Hattusili  , aunque algunos años después la sometió tras un duro asedio de seis meses. Este monarca emprendió ambiciosas incursiones más allá de la cordillera del Tauro ya en el segundo año de su reinado, tomando y arrasando Alalakh en Siria, y saqueando el reino de Urshum (actual Ganziatep). De hecho se conserva parcialmente un texto hitita titulado “El asedio de Urshum”.

En su tercer año marchó contra Arzawa, un estado cercano a la costa egea. Una incursión hurrita colocó al país en una situación complicada, superada rápidamente sofocando sublevaciones y escisiones, como la ciudad de Ulma ( la Ullamma en los textos paleoasirios), que fue devastada.

En el sexto año destruyó Hashshum (actual Marask) y Hahhum (seguramente la actual Lidar Huyük), cruzando el río Eúfrates. Su nieto Mursilis I (1620-1590 a.c. ) aniquiló Alepo desarticulando la confederación de Yamkhand que se remontaba al siglo XVIII a.c., y  seguramente también destruyó definitivamente a Ebla, otro prominente miembro de la confederación siria. Saqueó Babilonia en una incursión relámpago hacía 1595 a. c.

De los anales de Hattusil: “Nadie había pasado nunca el río Purattu (Eufrates). El gran rey, el Tabarna, lo vadeó a pie y sus tropas tras él lo vadearon a pie ¡Solo Sargón (de Akkad) lo había hasta hoy pasado! Éste había desbaratado las tropas de Hahhum. En la ciudad de Hahhum no había causado ningún daño y tampoco la había arrasado, y no había hecho ver su humo al dios de la tormenta. ¡Pero el gran rey, el Tabarna, después de haber aniquilado al rey Hashushum y al rey de Hahhum arrasó la ciudad, haciendo ver su humo al dios del sol de los cielos y al dios de la tormenta, y unció al rey de Hahhum delante de su carro!”


                              RITÓN ( VASO CEREMONIAL) HITITA. COLECCIÓN SCHIMMEL.

Hantilis I (1590-1560 a. c.) asesinó a su glorioso antecesor, pero se vio obligado a defenderse con dificultad de los ataques de los hurritas del Mitanni y de los bárbaros gasga de la cordillera Póntica, perdiendo las conquistas en Siria. Zidanta I accedió al poder tras numerosas intrigas palaciegas, terminando por ser depuesto por su propio hijo Anmuna. Huzziya, que había accedido al poder con nuevos crímenes, fue depuesto por su cuñado Telepinu (hacia 1525 a. c.). El nuevo gobernante pudo proporcionar algo de estabilidad a su pueblo restableciendo las fronteras, procurando ser prudente en la política exterior. Lo más interesante del reinado fue la introducción de mecanismo sucesorio claro, basado en la primogenitura, para poner fin a las usurpaciones continuadas de los años anteriores.

De los siguientes reyes, que conforman el periodo del "Reino Medio" Tahurwailis, Alluwamma, Hantilis II, Zidanta II y Huzziya II, se conservan pocas referencias. Gobernaron a los largo del siglo XV a.c., apartados del Mediterráneo y de Siria por el poderío de Mitanni. Muestra de esa fragilidad fueron los tratados suscritos en pie de igualdad con el reino de Kizzuwatna (la clásica Cilicia) en época de Tahurwailis y Zidanta II, para tratar el problema de los seminómadas que deambulaban entre las fronteras de ambos estados.

La historicidad de Zidanta II tambén ha sido comprobada con textos de cesión de tierras ( Keilschifttexte aus Boghazkoy XXXIV), y seguramente es el rey hitita al que los egipcios atribuyen intercambio de regalos y acuerdos diplomáticos con el faraón Tutmósis III, que en esa época ocupó Siria. El hijo y sucesor de Zidanta,  Huzziya II,  habría sido asesinado por un usurpador, Muwatalis I, también citado en  el documento Keilschifttexte XXXII

Después del asesinato de Muwatalis I a manos de dos altos funcionarios, Kantuzzili y Himuili, según el documento Keilschrifturkunden aus Boghazkoy XXXIV, seguido de un intervalo de anarquía, hacia 1425 a. c. entró en juego una nueva dinastía en la persona del enérgico Tudhaliya II. Combatió triunfalmente a Arzawa en el primer año de reinado y contra Ashushuwa en el segundo en el occidente anatolio. En el tercero dirigió varias refriegas contra los bárbaros gasga, y una campaña indecisa contra Ishuwa. En particular obligó a Kizzuwatna a convertirse en un protectorado.  Finalmente,  saqueó Alepo y  derrotó a las tropas mitanias que intentaron impedirlo. Arnuwanda I tuvo que sofocar sublevaciones de principados tributarios y rechazar de nuevo a los bárbaros gasga, de hecho hay indicios arqueológicos de daños en Hattusa que encajan con las incursiones de este pueblo.


El auténtico consolidador de este  Imperio Nuevo sería Suppiluliuma (1380-1340 a.c.) miembro de la familia real pero no de la línea principal. Desplegó uan fuerte actividad exterior, y representa el culmen del poderío hitita. Estableció una red de principados vasallos en torno al núcleo hitita, ligados familiarmente a la casa real. Primero contuvo a los bárbaros gasga y estableció un compromiso matrimonial casando a su hermana con el rey de Hayasha. A continuación puso su atención en el sureste. Sucesivamente anexionó Ishuwa (actual Keban) y Kizzuwatna eliminando a la dinastía local. Realizo una política de intrigas con Aziru de Amurru y Aitagama de Qadesh, en teoría vasallos de Egipto, para minar la posición de los asociados a Mitanni en el norte de Siria. Bruscamente desencadenó una ofensiva que permitió acorralar al rey mitanio Tushratta en su capital Washsukkanni. Un golpe de estado depuso al veterano monarca mitanio en favor de Artatama II, que pactó con el hitita aunque más tarde se aproximó a Asiria. En cualquier caso, las circunstancias permitieron a  Suppiluliuma aplastar sucesivamente a los vasallos mitanios de la región en una prolongada campaña de seis años. La capitulación de Karkemish, último de los estados díscolos redondeó la operación. No obstante los hititas hubieron de lidiar ahora con la hostilidad de Egipto, molesto por la pérdida de parte de sus protectorados y la derrota de su socio Mitanni. Pero las perturbaciones del país del Nilo debido a las secuelas de la herejía atonita permitieron consolidar el dominio hitita en Siria hasta el nacimiento del Orontes y los montes Líbano. En Alepo y Karkemish fueron colocados hijos de Suppiluliuma nombró como virreyes a dos de sus hijos, secundados por  un numeroso séquito de funcionarios hititas, con lo que la influencia cultural de este pueblo se afirmó en el norte de Siria. A pesar de esta considerable ganancia de influencia y riquezas para la élite dirigente, el país de Hatti empezó a dar algunos síntomas de agotamiento interno, como una creciente despoblación agravada por epidemias de peste transmitidas por prisioneros y refugiados de Siria.