lunes, 16 de enero de 2017

ORIENTACIÓN SOBRE LA HISTORIA POLÍTICA HITITA. II PARTE




A la muerte del gran Suppiluliuma, le sucedió su hijo Arnuwanda II que falleció al poco. Subió entonces al trono Mursilis II (1320-1295 a.c.), heredero joven. Tuvo que emplearse a fondo por los efectos de una epidemia de peste, las habituales correrías de los bárbaros gasga que dominaban los antiguos santuarios hititas de Nerikka y otros enclaves norteños, y sobre todo, las dificultades para mantener el orden en Arzawa y en Siria. En esta última pudo contar con el concurso de sus hermanos Telepinu de Alepo y especialmente de Piyassilis de Karkemish (Pyassilis adoptó el nombre de Sarri-Kusuh al subir al gobierno de la ciudad), que le ayudaron a yugular un movimiento rebelde iniciado en Nuhashe y Qadesh y extendido a Ugarit. Los egipcios intervinieron entonces de la mano de su nuevo faraón Horemheb, pero fueron repelidos. Mursilis II recompuso el cuadro en la región con una nueva serie de tratados con Alepo, Ugarit, y Amurru, y ayudó a Karkemish a soportar la presión asiria.

En cuanto a Arzawa y su díscolo rey Uhhaziti, fue precisa una campaña personal del rey hitita que lo condujo hasta el Egeo para apagar el peligro. Otros estados egeos-anatólicos del suroeste como Sheha, Hapalla y Kuwaliya, que habían formado  coalición con Arzawa, se apresuraron a firmar acuerdos de amistad con el victorioso Mursilis II, aunque el rey de Kuwaliya, Mashhuiluwa, demostró más tarde no ser de fiar.

Con el hijo y sucesor de Mursilis II, Muwatalis II (1295-1272 a.c.) se acentúa el desplazamiento del centro de interés del estado hitita hacia el sureste. Hattusas  mantuvo la capitalidad oficial. Sin embargo, en ella permaneció solo un virrey, Hattusilis, hermano de Muwatalis, mientras la corte real se desplazaba a Tarhuntasha, al sur, simbolizando el nuevo eje del poder hitita. Muwatalis II tuvo que enfrentarse a los asirios de Adad-Nirani I que acaban de atraerse al último resto de Mitanni (Hanigalbat) y a los egipcios que bajo  Ramsés II instigaron la defección de Amurru y realizaron una campaña que fue frenada por las tropas hititas en la batalla de Qadesh, ampliamente celebrada en los monumentos ramésidas.

                                               RITÓN HITITA CON FORMA DE TORO

 Urhi-Teshub,  hijo de Muwatalis II, repuso la capitalidad en Hattusas. Pronto se vio desplazado por su tío Hattusilis III.  Este procuró ensayar una fórmula pactista con Egipto, que establecía la igualdad formal entre ambas partes y certificada con la entrega de una princesa hitita a Ramsés II.


A su muerte fue sucedido por Tudhaliya IV (1237-1209 a. c.), que se declaró molesto con la usurpación efectuada tiempo atrás por su padre. No pudo evitar la anexión formal de Hanigalbat por los asirios, y se tuvo que conformar con poner firmes a sus vasallos sirios ( Amurru, Ugarit) que flirteaban con el poder afirmado al este del Eúfrates o comerciaban con él. Hay un interesante documento en el que Tudhaliya IV reprocha a Amurru ese comercio y por permitir el tránsito de mercaderes de la egea Akhiyawa hacia los puestos asirios. La sensación de impotencia se incrementa con Arnuwanda III  (1209-1207 a.c. ) Dirigió una expedición para ocupar Alashiya (Chipre), aparentemente con éxito, pero los llamamientos hechos pidiendo fidelidad a sus vasallos en Siria y Anatolia demuestran que ya no se podía contar con muchos de ellos, y que las amenazas se estaban multiplicando. La impotencia toca fondo con Suppiluliuma II (1207-1178? a.c.). Aunque fue capaz de intervenir con más eficacia en Chipre, no pudo frenar las tendencias centrífugas. Vagamente se puede apreciar la existencia de disidencias localizadas en Tarhuntasha, que tuvieron que ser sofocadas con el envío de tropas. Los últimos mensajes entre el rey y sus vasallos sirios demuestran la existencia de una seria amenaza en las costas del sur del imperio, probablemente debido a la presencia de los Pueblos del Mar. Parece ser que Suppiluliuma II concentró sus fuerzas en Lukka (la clásica Licia) para bloquear las agresiones, pero seguramente sus ejércitos fueron completamente barridos por los Pueblos del Mar en circunstancias que se desconocen, ya que poco después estos invasores arrasaron el litoral sirio y aniquilaron a Ugarit y otras localidades de la zona. Simultáneamente, la indefensa Hattusa también fue destruida. Tal vez fue víctima de los protofrigios que se habían desplazado desde Europa en el mismo torbellino que había puesto en marcha a los Pueblos del Mar; también es posible que fuera víctima de sus viejos enemigos, los bárbaros gasga. Todo son conjeturas puesto que la documentación hitita cesa y solo queda el rastro arqueológico de la aniquilación.

domingo, 8 de enero de 2017

ORIENTACIÓN SOBRE LA HISTORIA POLÍTICA HITITA

Los hititas eran un pueblo de nómadas indoeuropeos llegados a Asia Menor en torno a los siglos XXII-XX a.c.  Se impusieron a la población nativa, los hatti o prehititas, recibiendo el mismo nombre que estos. Los primeros registros que los mencionan son los archivos de los comerciantes asirios de Kanish. En ellos se pueden rastrear nombres de tipo hitita, luvita,  y hurrita, todos ellos antiguos pueblos nómadas de las estepas del norte, asentados en el cambio de milenio en Oriente Medio. Aparte hay algunos nombres hatti de los habitantes aborígenes. El reagrupamiento de los pequeños principados dará lugar al Primer Imperio  Hitita. Procedente de la ciudad de Kussar (de ubicación desconocida, Liverani la sitúa al noreste de Nessa) Anitta, hijo de Pithana, ocupó Kanish (Nessa para los hititas) y la convirtió en la capital. Su nombre aparece en los documentos de los mercaderes asirios. A continuación, aparece un vacío en las fuentes.

Hacia 1675  a.c. Hattusa (actual Bogazkale) era la nueva capital. Aproximadamente de esta época o poco antes dataría el semilegendario reinado de Labarna, que ha suscitado numerosas incógnitas y debates. Hay quien lo considera un personaje histórico, y otros investigadores lo consideran una idealización (“Labarna” según esta interpretación, sería un mero título real y no una persona física)
Con Hattusil (1650-1620 a.c,) mejoran las fuentes, escritas en hitita y en acadio, el lenguaje internacional de la época. Primero tuvo que liquidar la resistencia interna de ciudades hititas como Zalpa y Shanahuitta. Este monarca emprendió ambiciosas incursiones más allá de la cordillera del Tauro ya en el segundo año de su reinado, tomando y arrasando Alalakh en Siria, y saqueando el reino de Urshum (actual Ganziatep). De hecho se conserva parcialmente un texto hitita titulado “El asedio de Urshum”. En su tercer año marchó contra Arzawa, un estado cercano a la costa egea. En el sexto destruyó Hashshum (actual Marask) y Hahhum (seguramente la actual Lidar Huyük), cruzando el río Eúfrates. Su nieto Mursilis I (1620-1590 a.c. ) aniquiló Alepo desarticulando la confederación de Yamkhand que se remontaba al siglo XVIII a.c., y  seguramente también destruyó definitivamente a Ebla, otro prominente miembro de la confederación siria. Saqueó Babilonia en una incursión relámpago hacía 1595 a. c.

De los anales de Hattusil: “Nadie había pasado nunca el río Purattu (Eufrates). El gran rey, el Tabarna, lo vadeó a pie y sus tropas tras él lo vadearon a pie ¡Solo Sargón (de Akkad) lo había hasta hoy pasado! Éste había desbaratado las tropas de Hahhum. En la ciudad de Hahhum no había causado ningún daño y tampoco la había arrasado, y no había hecho ver su humo al dios de la tormenta. ¡Pero el gran rey, el Tabarna, después de haber aniquilado al rey Hashushum y al rey de Hahhum arrasó la ciudad, haciendo ver su humo al dios del sol de los cielos y al dios de la tormenta, y unció al rey de Hahhum delante de su carro!”


                              RITÓN ( VASO CEREMONIAL) HITITA. COLECCIÓN SCHIMMEL.

Hantilis I (1590-1560 a. c.) asesinó a su glorioso antecesor, pero se vio obligado a defenderse con dificultad de los ataques de los hurritas del Mitanni y de los bárbaros gasga de la cordillera Póntica, perdiendo las conquistas en Siria. Zidanta accedió al poder tras numerosas intrigas palaciegas, terminando por ser depuesto por su propio hijo Anmuna. Huzziya, que había accedido al poder con nuevos crímenes, fue depuesto por su cuñado Telepinu (hacia 1525 a. c.). El nuevo gobernante pudo proporcionar algo de estabilidad a su pueblo restableciendo las fronteras, procurando ser prudente en la política exterior. Lo más interesante del reinado fue la introducción de mecanismo sucesorio claro, basado en la primogenitura, para poner fin a las usurpaciones continuadas de los años anteriores.
De los siguientes reyes, Tahurwailis, Hantilis II, Zidanta II y Huzziya II, se conservan pocas referencias.

Hacia 1400 a. c. entró en juego una nueva dinastía en la persona de Tudhaliya I, que reinició las conquistas y los choques con Alepo y Mitanni inaugurando el Imperio Nuevo Hitita. En cambio Arwanda I y Tudhaliya II tuvieron que sofocar sublevaciones de principados tributarios y rechazar a los bárbaros gasga, de hecho hay indicios arqueológicos de daños en Hattusa que encajan con las incursiones de este pueblo.

El auténtico consolidador del Imperio Nuevo sería Suppiluliuma (1380-1340 a.c.) miembro de la familia real pero no de la línea principal. Desplegó uan fuerte actividad exterior, y representa el culmen del poderío hitita. Estableció una red de principados vasallos en torno al núcleo hitita, ligados familiarmente a la casa real. Primero contuvo a los bárbaros gasga y estableció un compromiso matrimonial casando a su hermana con el rey de Hayasha. A continuación puso su atención en el sureste. Sucesivamente anexionó Ishuwa (actual Keban) y Kizzuwatna eliminando a la dinastía local. Realizo una política de intrigas con Aziru de Amurru y Aitagama de Qadesh, en teoría vasallos de Egipto, para minar la posición de los asociados a Mitanni en el norte de Siria. Bruscamente desencadenó una ofensiva que permitió acorralar al rey mitanio Tushratta en su capital Washsukkanni. Un golpe de estado depuso al veterano monarca mitanio en favor de Artatama II, que pactó con el hitita aunque más tarde se aproximó a Asiria. En cualquier caso, las circunstancias permitieron a  Suppiluliuma aplastar sucesivamente a los vasallos mitanios de la región en una prolongada campaña de seis años. La capitulación de Karkemish, último de los estados díscolos redondeó la operación. No obstante los hititas hubieron de lidiar ahora con la hostilidad de Egipto, molesto por la pérdida de parte de sus protectorados y la derrota de su socio Mitanni. Pero las perturbaciones del país del Nilo debido a las secuelas de la herejía atonita permitieron consolidar el dominio hitita en Siria hasta el nacimiento del Orontes y los montes Líbano. En Alepo y Karkemish fueron colocados hijos de Suppiluliuma nombró como virreyes a dos de sus hijos, secundados por  un numeroso séquito de funcionarios hititas, con lo que la influencia cultural de este pueblo se afirmó en el norte de Siria. A pesar de esta considerable ganancia de influencia y riquezas para la élite dirigente, el país de Hatti empezó a dar algunos síntomas de agotamiento interno, como una creciente despoblación agravada por epidemias de peste transmitidas por prisioneros y refugiados de Siria.


domingo, 4 de diciembre de 2016

APUNTES SOBRE LA FRONTERA SEPTENTRIONAL DEL IMPERIO HITITA


Primeramente recordaremos los condicionantes físicos (montañas boscosas de clima áspero). En tiempos prehistóricos se constata la presencia de asentamientos del III milenio e inicios del II.

El territorio al que nos referimos esta centrado en el área de Samsun. La cordillera póntica es más baja en este punto (en torno a 1.500 metros) salpicada por alguna llanura aluvial como la de Bafra.

Al noroeste encontramos las provincias de Sinop y Kastamonu. Los asentamientos se remontan incluso al IV milenio a. c., de nuevo con alguna llanura como la de Carsamba.

Han sido detectados centros arqueológicos en Ikiztepe (Bafra), con una ocupación más densa hacia el interior (Corum, Amasya).

Podemos determinar que el poblamiento prehistórico fue sedentario y seminómada, de economía  mixta agrícola, ganadera y maderera. Tenía afinidades culturales con la Anatolia del noroeste y central, además de los Balcanes.

La extensión del poder hitita comienza en el siglo XVII a.c. introdujo un cambio cualitativo. Empezaron los choques con los aborígenes gasga de la zona, que no formaban un bloque político. Pueden detectarse perturbaciones en las pautas de asentamiento, con una disminución durante el Bronce Medio y Bronce Reciente en contraposición a épocas anteriores.

Resaltar la importancia del yacimiento de Ortaköy ( en hitita ‘Sapinuwa’ )




Bibliografía:

M. Süel,“Ortaköy-Sapinuwa” en Recent Development in Hittitte archeology and history, Winona Lake 2002
M. Süel, “Ortaköy/Sapinuwa antik kenti, agilönü bölgesinde yeni calismalar” en Studi Micenei el Egeo-Anatolici. 50/1 del VI Congreso internacional de hititología Roma 5-9 septiembre 2005, Roma 2008

Es probable una pérdida de restos de algunos asentamientos por el carácter transhumante de la población, que utilizaría materiales perecederos. Más asentamientos hallados en las tierras bajas.

Distinguimos tres grandes zonas septentrionales correspondientes a áreas geopolíticas según la documentación cuneiforme hitita.

1)    Sector noroeste. Incluye Sinop hasta el río Kizil Irmak. Comprende las hititas Kalasma, Pala y Tumanna, actuales Kastamonu y Cankiri, (que a su vez son parcialmente las helenísticas Paflagonia, Bitinia y Galacia ). Sinop y Kastamonu presentan una cultural material conectada con el interior hitita del centro peninsular.

Bibliografía para Sinop: Donnez, “Sinop province in the second millenium b. c.” en  Actas del  V  Congreso internacional de hititología, Corum 2002, Ankara 2005

Para Kastamonu: Ozdogan y VV.AA, “Kastamonu yuzey arastirmasi 1996 yili calismari” 15 Arastirma sonudari toplantisi, Ankara 1997, 1998 Ankara.

2)    Sector del norte. Incluye las provincias actuales de Samsun, Corum y Amasya (aproximadamente el Ponto clásico). Era un área de hostilidades con los Gasgas; sus asentamientos presentan signos de destrucción y abandono, con alguna recuperación. El archivo de Masat contenía documentos epistolares sobre los sucesos en esta región, aparte de los aparecidos en el archivo central de Hattusa.

Bibliografía: Klinger, “Das korpus der Kaskäer texte”, AoF 2005

3)    Sector noreste. Incluye las actuales provincias de Gümüshane, Erzincan y Erzurum en el interior, y en la costa con Trabzon y Rize ( aproximádamente la antigua Armenia). Territorio con habitantes gasgas y el reino semigasga de Hayasa, aunque otra parte era el hitita  Sarazzi Udne o “País Superior”.

El río Kelkit posiblemente era la frontera natural entre hititas y gasgas. Puede constatarse un decrecimiento de los asentamientos.

Bibliografía: Greaves y Helwig, “Archaeology in Turkey. The Stone, Bronze and Iron ages 1947-1999”, AJA 105, 2001


En general, una cuestión sin resolver es la no diferenciación clara entre los yacimientos gasga e hititas; podría deberse al carácter incursor y depredador de los gasga, a sus movimientos estacionales, y a las interrelaciones pacíficas con los hititas, como las documentadas sobre los pactos de Tiliura. Los fuertes construidos de madera y adobe no habrían dejado rastro. Es evidente que disminuye la densidad de asentamientos al norte de la frontera del imperio hitita respecto a etapas anteriores. El intervencionismo hitita dado su carácter de potencia internacional habría modificado la forma y el número de asentamientos. Hasta ahora no se han detectado necrópolis o cerámica propiamente gasga. Es posible que usaran modelos anteriores o recipientes de madera y cestería no perdurables.

Yakar, J, “The archaeology of the Kaska” en Studi micenei ed egeo-anatolici, 50/1, VI Congreso internacional de hititología, Roma septiembre 2005,  Roma 2008



domingo, 24 de julio de 2016

ENTREVISTA RADIOFÓNICA A DON PEDRO VARELA ( A PARTIR DEL MINUTO 94 )

ENTREVISTA RADIOFÓNICA A DON PEDRO VARELA ( A PARTIR DEL MINUTO 94 Y HASTA EL MINUTO 118 ) SOBRE SU PROCESAMIENTO POR DELITO DE PENSAMIENTO, A MANOS DE LA FISCALÍA DEL ODIO DE BARCELONA EN SU PAPEL DE COMISARIADO IDEOLÓGICO DE LA PROGRESÍA.

jueves, 14 de julio de 2016

MAS QUE PALABRAS: PROGRAMA DEL 10 JULIO 2016

las últimas medidas tomadas en los ayuntamientos de la alianza de podemitas y socialistas , una vez pasadas las elecciones generales. Analizaremos también la situación internacional: tanto la europea, con el referéndum convocado por el presidente de Hungría para consultar a su pueblo la política de presuntos “refugiados” que quiere imponer la UE, como la norteamericana, con el asesinato de policías durante una marcha de protesta negra en Dallas contra los “abusos policiales”. Intervendrá el vicepresidente de Democracia Nacional, Pedro Chaparro para valorar la calificación de la fiscalía de Odio de Barcelona que solicita nada mas y nada menos que 5 años de prisión para él por expulsar de nuestra manifestación a un peligroso militante independentista, colaborador de los movimientos separatistas violentos, y 3 años de cárcel para Jorge del Valle por, textualmente ” caminar hacia él”. Pasmoso delito, oiga...

lunes, 11 de julio de 2016

COMUNICADO DE LIBRERÍA EUROPA ANTE EL ACOSO POLICIAL Y JUDICIAL DEL RÉGIMEN DEL 78

A las 9 h. de la mañana del viernes día 7 de Julio de 2016 una vecina llamó a PV (se encontraba este de acampada en la montaña con su hija) anunciándole que un gran dispositivo policial se encontraba registrando su casa desde las 7 h. de la mañana (donde en ese momento se encontraban franceses que alquilan habitaciones). La vecina se negó a hacer de testigo y tomaron a un inquilino para el efecto. Reventaron las puertas (y así las dejaron hasta el día de hoy a disposición de cualquier caco que quiera acabara la faena), se llevaron los equipos informáticos, todos los libros de la temática que encontraron, toda la documentación posible y todos los fondos económicos de la familia.

Simultáneamente eran detenidas en sus domicilios privados o cercano a ellos sus secretarias Erika y Nicoleta que siguen en el calabozo hasta el momento, así como dos amigos de la casa, Antonio Z. y Carlos S. que siguen igualmente en los calabozos.

Por la tarde del viernes los agentes especiales de la Fiscalía del Odio entraron en Librería Europa, que ha sido precintada, y se llevaron durante SIETE HORAS absolutamente todo, los recientemente adquiridos equipos Apple para el Estudio de Europa TV y los trabajos de edición, toda la edición de todos los libros de Ediciones Ojeda o de temática similar y toda la documentación, mientras los cuatro detenidos asistían impotentes y esposados.

A consejo de su abogado, PV se presentará ante el Juzgado esta semana cuando este se encuentre disponible, donde se decidirá su prisión provisional.

Como ven el Estado de Derecho se desmorona y se va imponiendo una dictadura neo-marxista con ideas de comisario soviético importadas curiosamente de los “think-tank” sionistas norteamericanos (inventores de los llamados “delitos de odio”) y su fiscalía de odio, en realidad una franquicia del sionismo.

Nos vemos pues imposibilitados de atender a nuestros clientes, amigos e interesados, de realizar cualquier trabajo de edición ni de afrontar pago alguno. Cualquier reconstrucción o continuidad resulta en este momento imposible al carecer de los medios para ello.

Seguiremos informando mientras sea posible.

EL EQUIPO DE LIBRERÍA EUROPA

También en la página de DN:

http://democracianacional.org/dn/comunicado-libreria-europa/

Nota de Democracia Nacional Murcia: La página web de Librería Europa ha quedado desactivada. Deseamos encarecidamente que el personal de la librería apresado sea liberado lo antes posible y que esta institución, más que negocio,  dirigida tan brillantemente por Don Pedro Varela pronto retome su labor formativa frente a la ideología mundializadora destructora de pueblos, a la que sirve tan abyectamente la chekista fiscalía de Barcelona.