jueves, 9 de marzo de 2017

ALEJANDRO ESPIN SOGO, APALEADOR Y CANDIDATO DE GANAR CEHEGÍN-IZQUIERDA UNIDA EN LIBERTAD PROVISIONAL

http://www.laverdad.es/murcia/201703/09/antifascista-acusado-paliza-joven-20170309014232-v.html

Tras más de un mes entre rejas, Alejandro E., el principal acusado de la agresión sufrida el pasado enero por una joven, Lucía, a las puertas de un pub de Murcia, recobra la libertad. Según ha podido saber 'La Verdad', la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Murcia dictó este martes un auto en el que decreta la libertad provisional del joven, natural de Cehegín pero vecino de Murcia. El letrado Pedro López Graña, que representa a la víctima, confirmó ayer su intención de no recurrir este auto, por lo que la salida de Alejandro E. de la cárcel era ayer algo inminente.

Este joven, que en los últimos comicios figuraba como número 9 de Ganar Cehegín, se encontraba en prisión desde el pasado 24 de enero, cuando declaró ante la juez por su supuesta implicación en el linchamiento que un grupo de extrema izquierda propinó a una joven -a la que vinculaban con la extrema derecha- a las puertas del local La Boca del Lobo de Murcia. En su declaración, el joven, que está siendo defendido por el letrado José María Caballero, reconoció ser «antifascista porque mi abuela está enterrada en una cuneta». Pese a las imágenes captadas por un testigo con un teléfono móvil, negó, no obstante, cualquier implicación en la agresión. «Puede ser que salga en algún vídeo, pero no di ninguna patada», recalcó. «Vi el follón y me aparté». También negó que conociese al resto de arrestados, entre ellos Carlos V. P. y Ariadna R. S., la chica que presuntamente golpea en primer lugar a la víctima.

Según ha podido saber este diario, la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Murcia remarca en el auto que, en base al informe forense conocido en febrero, la víctima sufrió la pérdida de un diente y lesiones que «no fueron de gravedad». Además, argumenta que, aunque «el riesgo de fuga no puede desdeñarse», el joven tiene una casa en Murcia, donde estudia, y familia en Cehegín. Entiende, además, que la agresión fue «un incidente aislado».


Con estos argumentos, concede al joven la libertad provisional, pero le impone varios requisitos, entre ellos la obligación de comparecer en el juzgado quincenalmente -y cuantas veces se le requiera-.

La magistrada le obliga, asimismo, a comunicar al juzgado cualquier cambio de domicilio y le retiene el pasaporte para evitar su salida del país. Alejandro E. no podrá, además, acercarse a menos de 500 metros de la víctima, de su domicilio y de su lugar de trabajo, ni comunicarse con ella por ningún medio. La juez le advierte de que en el caso de que incumpla cualquiera de estas medidas volverá de nuevo a prisión.

martes, 21 de febrero de 2017

miércoles, 15 de febrero de 2017

LOS PAÍSES NEOHITITAS

Aunque el núcleo del antiguo Hatti fue repoblado por frigios (que en un primer momento no constituyeron estructuras de poblamiento superiores a la aldea), la zona sureste del imperio mantuvo su carácter hitita pero fraccionada en múltiples estados al abrigo de las montañas del Tauro y en el norte de Siria. Los reinos en o al norte de la divisoria de aguas eran Tabal, Gurgum, Hilakku, Malatya y Que. Conservaban la ancestral herencia luvita con algunas influencias hurritas, por lo que se les puede considerar hititas en el sentido poblacional. 

En cambio, los reinos del norte de Siria, como Karkemish, Patina y hasta cierto punto Hama y otras localidades mantuvieron su población semita con influencias culturales y dinastías palatinas de origen hitita. Karkemish siguió contando con cierto rango honorífico, derivado de su anterior posición como capital virreinal durante el Imperio Nuevo. 

De los siglos XII y XI a.c. existen pocas noticias sobre estos países, Probablemente estaban en plena reorganización después del colapso de Hattusa y la pérdida de su cobertura. Además estos años coinciden con la creciente infiltración aramea que llegó hasta Sam’al. Algunos reyes de Karkemish ostentaron nombres de antiguos monarcas hititas (Talmi-Teshub).


Solo a través de referencias asirias tenemos indicios de la región en esta etapa oscura. La expedición de Tiglat-Pileser I ( 1115-1075 a.c). contra lo que todavía los asirios conocían como el Hatti, la tierra al oeste del Eúfrates, dice: “ Recibí tributo de Biblos, Sidón, y Arwad; recibí también un cocodrilo y un gran mono de la orilla del mar. Durante el regreso me enseñoreé de toda la tierra de Hatti e impuse a Ini-Teshub, rey de Hatti (rey de Karkemish) tasa, tributo y troncos de cedro”.

Desde el 1000-850 a.c. en cambio proliferaron los monumentos de las dinastías locales imitando hasta cierto punto los antiguos modelos imperiales, proporcionando  nombres de monarcas y sus trabajos constructivos.  Se aprecia una estabilización y aumentan las inscripciones escritas en la versión jeroglífica de la escritura hitita, que se había popularizado en los últimos años del imperio.


De nuevo las fuentes asirias son más explícitas. Bajo Assurnasirpal II (883-859 a.c.) sus  ejércitos se limitaron a meras marchas demostrativas ante Karkemish y Patina, puesto que  el verdadero interés del rey estaba centrado en la yugulación del reino arameo de Bit Adini, situado más al sur, en la curva del Éufrates.

Salmanassar III (858-824 a.c.) lanzó campañas sucesivas, al principio contra los estados arameos. Sin embargo los neohititas se solidarizaron con estos últimos y enviaron contingentes al frente conjunto que rechazó a los asirios en Qarqar. Entre 840-830 a. c. Salmanassar III extendió sus incursiones a los principados de Patina, Malatya, Que y Tabal imponiéndoles tributos, si bien conservaron su independencia política. Karkemish y Kummuh, fronterizos con Asiria, optaron por la diplomacia desde el principio mediante actos de sumisión para ahorrarse problemas.

Con Adad-nirani III (810-783 a.c.) se impuso un mayor control. Derrotó a la coalición occidental, estableciendo un protectorado sobre Kummuh. Desde Til Barsip el gobernador asirio Shamsi-Ilu intervino activamente en el área, aunque Gurgum bajo su rey Halparuntiya III resistió las presiones.

Hacia el 750 a.c. curiosamente sería Urartu el poder más  expansivo, actuando sobre Tabal y sobre el alto Éufrates en la sensible zona de Malatya y Kummuh. Ante el desafío, el monarca asirio Tiglat-Pileser III (744-727 a. c.) desplegó sus fuerzas apuntándose un importante éxito en Kishtan en el 743 a.c., que además le permitió anexionarse Patina.

El final de la independencia neohitita llegaría con Sargón II (721-705 a.c.): Karkemish Gurgum, Kummuh, Sam'al, Que y Malatya fueron anexionados y transformados en provincias imperiales. Hilakku y Tabal mantuvieron un precario equilibrio convertidos en moneda de cambio entre Asiria y la Frigia del rey Midas (el Mita de Mushki de los textos asirios). De hecho Sargón II fallecería en una campaña en Tabal tratando de oponerse a los bárbaros cimerios que empezaban a devastar Asia Menor.


lunes, 6 de febrero de 2017

RADIO ANSITE: ESPAÑA ANTE EL FINAL DE LA CUENTA ATRÁS

Las dificultades de la frágil recuperación económica. Hechos y datos del andamiaje que mantiene vivo al régimen del 78, con sus días contados por los cambios que se están produciendo internacionalmente. Cambios drásticos que nos afectarán de manera determinante. Con la participación de Juan Laborda y Pepe Crespo.